LA HISTORIA DEL CLUB ESPAÑOL DEL STAFFORDSHIRE BULL TERRIER

Hace ya más de 18 años que comenzó su andadura lo que ahora es el Club Español del Staffordshire Bull Terrier.

 

En 1989, durante el Invierno de ese mismo año, Jesús Brey (Piruétanos) comenzó con su mujer Mª Dolores Jiménez y unos cuantos entusiastas y aficionados a la raza, a dar los primeros pasos para hacer los estatutos del Club del Staffordshire Bull Terrier. 

 

En Junio de 1989, Jesús Brey, Mª Dolores Jiménez, Don Carlos de Guinea Martínez, Roberto Barrio Garcia, Francisco Álvarez Fernández, Jaime Álvarez Fernandez, Ramón Crespo Cabañas, José Gómez Ojados y Luis Cayola Cortés, se reunieron para hacer el acta fundacional de socios y firmar los primeros estatutos que se presentaron a la Real Sociedad Canina de España, presidida entonces por Don Valentin Álvarez y siendo su secretario general Don Andrés del Rio Perez.

 

Estos estatutos y este intento de Asociación fue terriblemente atacado tanto por la Real Sociedad Canina de entonces como por el Club Español del Terrier, que tenía una gran proyección y poder dentro de la Cinofilia Española.

 

Lógicamente, a nadie se le pasaba por la cabeza que un pequeño grupo de amantes de una raza consiguieran el 8 de Junio del año 2000 la oficialidad del Club.

Pero para llegar a este punto, hubo que pasar por un gran numero de vicisitudes. 

El camino siempre ha estado plagado de escollos que de una manera u otra se han podido salvar. En la época más reciente, antes de su oficialización, Don José Gómez Ojados (Jaloque) y Doña Mª Soledad Olguín (de la Isla Negra) fueron unos de los que realizaron las labores más importantes para dar los últimos pasos para el reconocimiento oficial de la Raza por parte de la Real Sociedad Canina y que las dos primeras Monográficas fueran un éxito.

También es de agradecer la labor que llevó a cabo Don Carlos de Guinea tanto en la Real Sociedad Canina de España como en la 1º Monográfica del Club, la cual juzgó.

El Club ha intentado siempre ser un club de todos y para todos, y con esa filosofía se fundó.

Muestra de ello han sido las diferentes juntas directivas que ha habido hasta la fecha, el éxito rotundo que en general hemos tenido con todas las exposiciones organizadas por el club y la prodigiosa proyección que ha tenido la raza en los últimos 5 o 6 años, en los que ha aumentado el numero de ejemplares inscritos en el LOE de manera impensable anteriormente.

Ha habido momentos verdaderamente dificiles, como cuando se promulgó la ley de perros peligrosos.  El Club, afectado directamente al ser el Staffordshire Bull Terrier incluido en la lista de forma arbitraria, intervino con todos los medios a su alcance: acudiendo numerosas veces al Ministerio de Agricultura para hablar con diferentes cargos del mismo, apareciendo en prensa, radio y televisión, y haciendo una labor proselitista por la raza con el único fin de que esta atrocidad fuera de alguna manera reconocida por la Administración.

Lamentablemente, algunos errores ajenos nos influyeron negativamente y fue imposible lograr nuestro propósito, pero la lucha, que fue dura, nunca se nos ha pasado por la cabeza darla por perdida.

Por eso, seguiremos luchando ante todas las instituciones y en todos los medios hasta que reconozcan el error.

 

Debemos hacer una mención especial hacia ciertas personas que han estado siempre ayudando al club desde sus inicios de una manera muy sacrificada y poco agradecida de cara a los demás. Este ha sido el caso del socio fundador y Vicepresidente durante algún tiempo, Don José Gomez Ojados, que fue autor del magnífico anagrama del Club, y del socio fundador y Vicepresidente, Don Carlos de Guinea Martínez.

También hay que agradecer a todas las juntas directivas que han formado parte del Club Español del Staffordshire Bull Terrier, ya que cada una de ellas ha aportado algo diferente.

Esperamos que este club dure muchos años más para que nuestra maravillosa raza pueda disfrutarlo, ya que se lo merecen.